¿ Todavía no tienes un Plan de Retribución Flexible en tu Empresa ?

La Retribución Flexible aumenta el poder adquisitivo del empleado, sin aumentar los costes salariales de la Empresa y mejora la satisfacción del personal. Con la retribución flexible es el empleado quien elige qué parte de su salario quiere cobrar en dinero y qué parte en productos o servicios.
Retribución FlexibleLa falta de conocimiento de estos instrumentos, es una de las principales causas de que las Empresas no establezcan este tipo de herramientas entre sus empleados.

Son rendimientos del trabajo en especie con beneficios fiscales (exentos de tributación)

  • Vales de comida con el límite de 9€ por día laboral
  • Seguro Médico con el límite de 500€ / asegurado y año
  • Gastos de Guardería
  • Tarjetas de transporte público colectivo con el límite de 136,36€ al mes (1.500€ anuales)
No se considera retribución en especie, el seguro de accidentes de convenio ni los gastos de formación. Es conveniente que los departamentos de RRHH trabajen junto con la empresa en el desarrollo del segundo pilar de la Previsión Social Moderna de cara a la mejora de las condiciones de prevención de sus trabajadores. La compensación flexible está evolucionando para convertirse no sólo en un elemento de optimización fiscal, sino en un instrumento que permite al empleado elegir cualquier tipo de producto que atienda a sus necesidades personales. Permite elegir al empleado qué parte de su salario puede cobrar en dinero y qué parte en productos o servicios (pago en especie con ventajas fiscales; hasta el 30% de la retribución bruta anual). Los salarios pueden rendir más mediante un sistema sencillo, los incentivos fiscales asociados aumentan el poder adquisitivo.

La retribución flexible es uno de los instrumentos utilizados por las empresas para optimizar la retribución neta de sus empleados, mediante el aprovechamiento de distintas alternativas de planificación fiscal que ofrece la normativa del IRPF.

En este sentido, el artículo 22.f de la Ley 46/2002 establece:

Que las pólizas del Ramo de Salud / Enfermedad contratadas y pagadas por la Empresa en beneficio del trabajador no supondrán para éste un rendimiento de trabajo en especie y estarán por consiguiente exentas del I.R.P.F. hasta un límite de 500€ anuales por trabajador y si se incluye en póliza al cónyuge y/o descendientes del trabajador otros 500€ anuales por cada miembro de la familia.

El exceso sobre dichas cuantías constituirá retribución en especie.

La retribución flexible consiste en reducir las retribuciones dinerarias brutas del empleado, en el coste de determinados bienes o servicios que la empresa adquiere para el empleado y sin aumento de los costes sociales para la empresa.

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=jdJJArvEESg»]

Funcionamiento:

La empresa contrata la póliza (tomador de la misma) y le descuenta en nómina el importe del seguro al empleado.

Beneficios para el empleado:

Consigue una póliza de salud a un precio más competitivo (más barato, de media que el precio individual), al ser una póliza colectiva, y además consigue un mayor rendimiento para su salario.

Aplicación de retribución Flexible

Empleado que contrata un seguro de salud, para él, su esposa y sus 2 hijos por su cuenta, suponiendo un coste anual de 2.000€.

Simulación Fiscal

  Sin Retribución Flexible   Con Retribución Flexible
Salario Bruto        30.000,00 € Salario Bruto        30.000,00 €
Salario en Seguros Salario en Seguros          2.000,00 €
Base de Retención      30.000,00 €      28.000,00€
Retención 15%          4.500,00 € Retención 14%          3.920,00 €
         25.500,00 €          24.080,00 €
Seguro de Salud          2.000,00 €  
Neto Disponible        23.500,00 € Neto Disponible        24.080,00 €

Como se puede apreciar, el empleado dispondrá de 580,00Euros más por lo que realmente esto supone que su póliza de salud en realidad es como si le costara 1.420,00Euros anuales.

La Retribución Flexible, permite al empleado confeccionar su paquete retributivo con productos y servicios hasta un 30% de la retribución total.

Muchas veces se cree que la base de cotización baja, y no es así. La Seguridad Social se mantiene, por lo que no afecta en ningún caso a la hora de las indemnizaciones o prestaciones ( paro, pensiones…).

Es importante insistir que el ahorro se produce, primero porque el importe no tributa en IRPF y segundo porque esto conlleva en muchas ocasiones bajar el tramo de IRPF lo que produce un ahorro en el pago de la renta.

En definitiva, el cómputo anual del poder adquisitivo se incrementa. Esto hace que muchas empresas ofrezcan estos beneficios sociales a su empleados.

No hay razones para no tener un Plan de Retribución Flexible hoy en día.

[su_note]Si crees que este artículo puede ayudar a otros, compártelo en tus Redes Sociales [/su_note]

Puede que también te guste...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad